Recetas

¿Por qué es importante el desayuno?

¿Por qué es importante el desayuno?, ¿qué pasa si no desayuno?, ¿cómo el desayuno puede mejorar mi salud? Estas y otras preguntas son las más frecuentes cuando visitamos al nutricionista, por ello hoy queremos contarte todo al respecto.

Cuando escuchamos repetitivamente que el desayuno es la comida más importante del día esto hace referencia no solo al hecho de que es la primera ingesta luego de un largo ayuno, sino porque también cumple una función en nuestro organismo.

Fisiológicamente, la primera ingesta de comida que hacemos al día hace una ruptura con el largo ayuno que hemos tenido durante las horas que dormimos. Pues, cuando estamos durmiendo, muchas de las funciones de nuestra mente también descansan, y para volver a reactivar todo el sistema necesitamos la dosis energética necesaria.

Este proceso de reactivación en nuestro organismo lo conseguimos con el consumo de nutrientes necesarios, tales como el zinc, el hierro, vitaminas, además del calcio y otros minerales, así que desayunar correctamente nos ayudará a que todo funciona de forma correcta.

Cuando desayunamos de forma correcta nuestro rendimiento físico y mental es mucho mejor que cuando obviamos esta importante comida. Ya sabemos, por los distintos estudios realizados en el campo, que para los niños el desayuno es vital. Cuando los pequeños desayunan bien son más atentos, desarrollan mejor comunicación y piensan con más agudeza.

Por ello, con el desayuno solemos ingerir un 25% o 30% de estos nutrientes, y los adquirimos del pan, los lácteos, las frutas, además de los cereales. Esta combinación es esencial para nuestro funcionamiento óptimo.

¿Por qué es importante el desayuno?

Por el contrario, acudir al colegio sin haber desayunado bien previamente puede hacer que un niño experimente dificultades para concentrarse o para memorizar ciertos datos. Además, puede experimentar cansancio, agotamiento y nerviosismo.  Lo mismo ocurre con los adultos.

Esto sucede porque nuestro cerebro necesita de la glucosa para poder trabajar, y cuando desayunamos el aporte que nos brinda esa principal comida es de 140 gramos. Si no cumplimos con eso, nuestro organismo utilizará las fuentes que tenemos de reserva para sobrevivir y esto nos hará tener una productividad muy baja. Estas razones hacen necesario que todos tomemos conciencia sobre lo relevante que es el desayuno.

Desayunar tampoco debe ser una pesadilla. Más bien, puede ser nuestra primera oportunidad en el día, no solo para demostrar cuánto cuidamos de nosotros, sino para comenzar a degustar ricos platillos nutritivos con las distintas opciones de las que disponemos.

En un desayuno podemos contemplar todos nuestros alimentos preferidos, tales como las galletas, frutas, sándwich, queso, té, entre otros. Incluso, si lo que se desea es perder peso, el desayuno jamás debe ser omitido porque, justamente, desayunando podremos acelerar nuestro metabolismo y sentir menos hambre durante el resto del día.

Todo buen desayuno debe incluir lo siguiente:

  • Fibra: tales como cereales integrales, panes, frutas o galletas. Nuestro sistema digestivo estará agradecido.
  • Lácteos: estos nos permitirán consumir el calcio, las vitaminas y las proteínas necesarias. Jamás deben faltar.
  • Vitaminas y minerales: que podemos obtener de los jugos, zumos, batidos o de las frutas enteras.
  • Hidratos de carbono: que nos harán sentir energía. Cuando buscamos adquirir hidratos de carbono, debemos excluir todo lo que sea de la bollería industrial porque estos no son saludables.
¿Por qué es importante el desayuno?

La importancia del desayuno

Actualmente, es normal salir corriendo de casa y cumplir con las responsabilidades sin tomar siquiera un par de minutos para alimentarnos bien. En la mayoría de los casos, muchas personas solo toman una taza de café y salen deprisa. Pero, lo que pocos consideran es que, al desayunar correctamente, pueden tener un mejor rendimiento en las horas siguientes.

Algunas de las opciones que podemos considerar para tener un rico y saludable desayuno son la leche descremada, o el yogur, también podemos comer pan integra, de molde o pan pita, cereales integrales, galletas de soda o de agua, e incluso avena. También podemos acompañar estas opciones con un poco de queso, huevo, mermelada, tomate, jamón de pavo u otras.

Cuando no desayunamos nos enfrentamos a problemas severos, tales como los siguientes:

  • Obesidad: esto suele ocurrir con más frecuencia en la edad de la infancia o la adolescencia. Cuando los niños no desayunan de la forma correcta tienden al sobrepeso.
  • Problemas cardiovasculares: no tomar un buen desayuno está asociado a estos problemas, ya que las personas que lo hacen pueden sufrir de presión arterial elevada, diabetes, colesterol alto y todo ello influye en la posibilidad de sufrir infartos.
  • Gastritis: ya que cuando no se desayuna, los jugos gástricos liberan ácidos causando inflamación en el estómago. El tránsito intestinal también se ve afectado al no tomar un desayuno. 
  • Problemas para concentrarse: pero no solo para fijar la atención en un objeto o situación determinado, sino también problemas de comportamiento y afectivos. Los niños que no desayunan también tienen dificultades académicas.
  • Ateroesclerosis: cuando no se toma el desayuno las arterias se pueden endurecer o hacerse más estrechas debido a la acumulación de la placa. En realidad, no desayunar indica que el estilo de vida que se tiene no es el más saludable.
  • Problemas con la glucosa: y esto puede incidir en la posibilidad de desarrollar diabetes tipo 2.
¿Por qué es importante el desayuno?

Beneficios de tomar un desayuno

Ahora bien, cuando tomamos un desayuno nuestro organismo trabaja de la mejor forma. Por ello, solemos experimentar los siguientes beneficios:

  • Peso corporal balanceado: el buen desayuno debe acompañarse con un poco de actividad física.
  • Un estilo de vida saludable: cuando desayunamos solemos desarrollar también otros hábitos alimenticios que mejoran nuestra salud.
  • Menores probabilidades de padecer ciertas enfermedades: tal como la presión arterial elevada, colesterol alto o diabetes.
  • Mejora el tránsito intestinal: y con ello nuestro sistema digestivo mejora. Luego de haber pasado las horas que anteceden al desayuno en ayunas, nuestro sistema digestivo siente un alivio cuando le proporcionamos líquido y fibras, ya que nuestro estómago se hidrata y las evacuaciones son más fáciles.
  • Mejores capacidades de nuestro cerebro: algunos procesos son más efectivos, tales como la memorización y la concentración. La atención auditiva también se ve favorecida.

Todos estos elementos nos indican por qué es importante el desayuno en nuestras vidas.

[Total:1    Promedio:5/5]
Artículos Relacionados
Recetas

10 Desayunos nutritivos para que los niños puedan crecer correctamente

Recetas

15 Desayunos fáciles que puedes elaborar en casa en menos de 10 minutos

Recetas

Los 10 desayunos gourmet del resto del mundo para tener un feliz domingo

Recetas

10 desayunos saludables y energéticos para empezar el día con mucha energía