Recetas

¿Cuál es el desayuno ideal? 3 ejemplos saludables

Siempre escuchamos que el desayuno es la comida más importante del día. No obstante, también nos dicen con mucha frecuencia que lo hacemos mal, y por esto, ante la pregunta, ¿cuál es el desayuno ideal? Te queremos mostrar 3 ejemplos saludables que lo corroborarán.

Hacemos mal el desayuno precisamente porque salimos rápido de casa, no tomamos el tiempo necesario para masticar despacio o asimilar los alimentos, vivimos deprisa y esto afecta negativamente a nuestra salud.

Trabajamos hasta las últimas reservas de energía, nos alimentamos con bollería o lo primero que tropecemos en la nevera o en cualquier cafetería, y además de ello, vivimos con tensión, estrés, ansiedad, entre otros males propios de este siglo.

Por ello, ante todas las circunstancias del medio ambiente, por lo menos deberíamos dedicar unos minutos a cocinar en casa y preparar nuestros desayunos. Esto también es una muestra de amor propio. Querernos significa cocinar y atendernos, cuidar nuestra salud antes de enfermar, pues, gran parte de las enfermedades pudiesen evitarse si las prevenimos con una buena alimentación.

¿Cuál es el desayuno ideal? 3 ejemplos saludables

Desayunos Saludables

Si tomamos un desayuno ideal, este nos dará todos los nutrientes, vitaminas y minerales que nuestro organismo necesita para hacer frente a todos los agentes que puedan hacernos daño. No es un secreto que las frutas cuidan nuestro sistema digestivo, mientras otros alimentos previenen padecimientos cardiovasculares, u otros actúan como antioxidantes.

Si tomásemos conciencia de ello, podríamos vivir con mayor plenitud y más saludables. Sin embargo, nunca es tarde para comenzar a cuidarnos. Si ya estás en este punto y te preguntas cuál es el desayuno ideal, entonces vale que continúes leyendo y aprendas a prepararlos en casa, o a seleccionarlos muy bien si comes afuera.

El desayuno ideal que todos deberíamos tomar por la mañana

Para comenzar, debemos aclarar también que no todos los alimentos son dañinos o perjudiciales, porque también hay un sinfín de opciones que son muy saludables, y todo depende de las elecciones que nosotros hagamos, puesto que muchos alimentos tienen un perfil nutricional que es muy bueno. 

El desayuno ideal tampoco debe ser aquel tradicional que incluye cereales y lácteos, dado que hay muchas opciones. Las alternativas son amplias. Aunque siempre es necesario recordar, por ejemplo, la importancia de los lácteos –como ciertos tipos de queso, el yogur o la leche- o de los cereales integrales, en tanto que estos últimos nos ayudan a controlar el hambre y sentir menos saciedad debido a que son hidratos de carbono complejos que son liberados de forma muy lenta.

Entre las frutas también contamos con opciones muy diversas que van mucho más allá de un zumo de naranja o una manzana. Por ello, es imprescindible comenzar a estudiar y comprender mejor el tema sobre el desayuno ideal, ya que hay casos de personas que toda la vida han comido un tazón de leche con cereales y no prueban con otros alimentos al momento de desayunar.

Otras personas también comen de esta manera su desayuno porque no tienen tiempo y creen que lo más rápido es verter la leche y abrir la caja de cereales, pero la verdad es que muchos de estos cereales también son dañinos, no todos los que encontramos en el mercado son saludables, así que vale el esfuerzo indagar un poc más al respecto para atender mejor el tema de nuestra salud.

Características de un desayuno ideal

Un desayuno ideal sigue algunas pautas, tales como las siguientes:

  • Comienza tomando algo líquido, puede ser un café –si no está contraindicado por un médico-, un té, una infusión, o un lácteo, que puede ser leche desnatada.
  • Prefiere las frutas. Es mejor la fruta antes que el zumo porque de la fruta propiamente estarás obteniendo la fibra y te hará sentir saciedad, además que no contiene el dulce añadido que sí tiene el zumo.
  • Puedes arriesgarte y hacer combinaciones entre alimentos saludables, tal como las tostadas de pan integral, o de centeno, con huevos o untado con aguacate.
  • Queso con Muesli es otra alternativa.
  • Siempre que puedas incluye las semillas de chía con la bebida vegetal.
  • Recuerda consumir avena en copos.
  • La crema de cacahuete también es muy beneficiosa.
  • Debe ser tomado de manera calmada, con pausa, permitiendo que los alimentos sean digeridos.
¿Cuál es el desayuno ideal? 3 ejemplos saludables

La importancia de saber cuál es el desayuno ideal

Muchas personas piensan que este asunto no es relevante, pero la verdad es que conocer cuál es el desayuno ideal nos trae muchos beneficios, no solo los mencionados, a nivel físico, sino también en el estado anímico. Si tenemos energía y nos sentimos con vitalidad, nuestro rendimiento, nuestras fuerzas mentales, y nuestro enfoque hacia la vida será mejor.

Un buen desayuno nos puede levantar el ánimo y mejorar nuestro estado de ánimo. Esos días en los que nos sentimos de mal humor, un pequeño cambio puede comenzar por un buen desayuno. Un yogur natural con nueces, por ejemplo, puede comenzar a cambiar nuestro humor y hacernos sentir más alegría.

3 ejemplos saludables de desayuno ideal

Aún puedes estar preguntándote cómo hacer tu propio desayuno ideal. Entonces te dejaremos estos ejemplos para que los comiences a elaborar en casa, verás que son bastante sencillos.

  • Ejemplo 1

Puedes comenzar el día tomando un yogur natural, sin azucares añadidos, y agregar nueces sin sal. También puedes añadir un poco de copos de avena y piña. La canela les da un toque delicioso. Como aún quedan calorías por cubrir –recuerda que debe ser un 25 a 30% de calorías en la primera ingesta-, puedes permitirte comer un huevo cocido.

¿Cuál es el desayuno ideal? 3 ejemplos saludables
  • Ejemplo 2

Otro buen ejemplo de desayuno ideal puede ser un café, servido con leche desnatada. También puedes incluir una o dos rebanadas de pan integral tostado, con un poco de tomate y aceite de oliva extra virgen.  Este pan también puedes untarlo con aguacate, si lo prefieres, y añadir cilantro.

  • Ejemplo 3

Puedes hacer tus propias tortillas en casa usando avena en hojuela, y rellenarlas con queso freso. Para tomar puedes acompañarlas con un té verde.

Si es posible, acompaña estos ejemplos con frutas, para que incluyas un alimento de cada grupo nutricional. Ahora ya sabes cuál es el desayuno ideal para ti.

[Total:1    Promedio:5/5]
Artículos Relacionados
Recetas

10 Desayunos nutritivos para que los niños puedan crecer correctamente

Recetas

15 Desayunos fáciles que puedes elaborar en casa en menos de 10 minutos

Recetas

Los 10 desayunos gourmet del resto del mundo para tener un feliz domingo

Recetas

10 desayunos saludables y energéticos para empezar el día con mucha energía